Novedades

¿Prioridad educación?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

“No solo necesitamos más recursos destinados a la educación sino también una aplicación inteligente de un proyecto surgido del consenso de los distintos actores sociales, de manera que trascienda el mandato de un determinado gobierno y sea sostenido en el tiempo.” Escribe el Profesor José María La Greca. Miembro de la Academia Nacional de Educación. 

En los últimos meses, como ocurre todos los años, el Poder Legislativo Nacional comenzó el tratamiento del presupuesto 2023. En su versión original, el presupuesto definió un ajuste generalizado del 6,8%, correspondiendo a educación el 14,9% con respecto a 2022.

En el debate en comisiones de la Cámara de Diputados se incluyeron partidas extra, de manera que en el presupuesto aprobado por esta Cámara las partidas presupuestarias destinadas al Ministerio de Educación de la Nación tendrán una reducción del 9% con respecto a 2022. También se incluyó una cláusula que obliga al jefe de Gabinete de ministros a garantizar una ejecución de fondos a educación no inferior al 1,33% del PBI.

Con estas características, el presupuesto fue aprobado por el Senado de la Nación.

Es importante aclarar que este presupuesto educativo abarca principalmente los fondos destinados a universidades, a evaluación y a formación docente. Las partidas para la construcción de escuelas están incluidas en el presupuesto del Ministerio de Obras Públicas. El funcionamiento de las escuelas y los sueldos docentes están a cargo de cada provincia y de la Ciudad de Buenos Aires. Sólo el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) es transferido por la Nación a cada provincia, y representa en el sueldo de un maestro de grado sin antigüedad, entre el 4% y el 6% según las jurisdicciones.

En el transcurso de este año, el Ministerio de Educación de la Nación ha tenido una subejecución del presupuesto asignado. Solo ejecutó el 49,81%. El programa Conectar Igualdad se ejecutó en un 45,23% y el fortalecimiento edilicio de jardines infantiles, el 20,58%.

En este marco de datos numéricos reflexionamos sobre la crisis que atraviesa el sistema educativo, agravada por el cierre de las escuelas durante la pandemia. A mediados del año 2021, el Ministerio de Educación estimaba que un millón y medio de alumnos se habrían desvinculado del sistema educativo, pero no teníamos datos ciertos y nominalizados. 

En enero de 2022, esa estimación se redujo a 500 mil aún sin nominalizar. Para poder resolver los problemas es necesario hacer una evaluación rigurosa que permita analizar datos ciertos de la situación.

Los niños y adolescentes desconectados de toda acción educativa sistemática durante un período prolongado, no solo interrumpen sus aprendizajes escolares, sino que retroceden en su formación. Una demostración de ello es la pérdida de aprendizajes que experimentan habitualmente los alumnos durante las vacaciones escolares que, por cierto, son apenas de unos cuarenta y cinco a sesenta días.

Tanto en el nivel inicial como en el primer ciclo del nivel primario, las dificultades son mayores. La iniciación a la lectoescritura y el cálculo es básica en esta edad temprana para continuar la formación en etapas posteriores. Hay una generación con graves déficits de aprendizaje que será necesario considerar en la reformulación de los futuros itinerarios formativos.

Parece contradictorio que en este contexto se reduzca el presupuesto educativo. ¿Es prioridad la educación? Los países que más y mejor invierten en educación son los que más se desarrollan integralmente, desde la dimensión económica hasta la moral y ética. Es a través de la educación que los países tienen líderes preparados, honestos y democráticos; logran desarrollo económico y científico, avances tecnológicos, reducción de la pobreza y la desnutrición, y los menores índices de mortalidad infantil.

En reiteradas oportunidades, la UNESCO ha declarado que la educación es el vehículo para un crecimiento sustentable: mejores oportunidades de empleo, competitividad laboral, menos desigualdad social. Economistas ganadores del Premio Nobel impusieron el argumento de la educación como inversión. Theodore W. Schultz afirmó que la inversión en educación explica el crecimiento y Gary Becker formuló la teoría del capital humano.

Pero no solo interesa la proyección económica: lo más importante es que la educación perfecciona a la persona, ya que le permite su realización individual y social, y el despliegue de todas sus potencialidades favorece su formación integral.

Por eso afirmamos que la educación tendría que ser una prioridad.

Sin embargo, no solo necesitamos más recursos destinados a la educación sino también una aplicación inteligente en función de un proyecto surgido del consenso de los distintos actores sociales de manera que trascienda el mandato de un determinado gobierno y sea sostenido en el tiempo.

Solo podremos superar la crisis educativa si logramos una concertación plural en la que cada uno de los sectores concurra con la disposición de ceder algunos intereses particulares en función de alcanzar un bien mayor como es la formación integral de los niños y jóvenes de nuestro país.

Este año, el Episcopado Argentino, a través de la Comisión Episcopal de Educación, ha convocado al Pacto Educativo Argentino en el marco del Pacto Educativo Global propuesto por S.S. Francisco.

Se abre una gran avenida para transitar la cultura del encuentro y alcanzar acuerdos educativos de largo plazo, proyectados en el crecimiento personal y comunitario, superando las desigualdades, respetuosos de la libertad y la dignidad de todas las personas.

La invitación a participar es una gran oportunidad para ser corresponsables en la concreción de la educación como prioridad para nuestra patria.

Fuente: El Dr. José María La Greca es Profesor de Enseñanza Primaria, Ciencias de la Educación, Magíster en Tecnología y Abogado. Profesor titular en la UCA, miembro del Consejo Directivo de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía de dicha universidad y presidente de la Fundación Nuestra Señora de la Paz, entidad de orientación católica, titular de instituciones educativas con preferencial atención a los más necesitados. 


Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista