Novedades

El aula invertida

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

ESPACIO PATROCINADO

La plataforma educativa Ticmas comparte esta experiencia integral, simple y flexible para los procesos de enseñanza y aprendizaje del siglo XXI.

Tiempo: el bien más escaso de la educación es el tiempo. Maestros y profesores corren detrás del calendario para completar el programa, para no perder el tren de la planificación y abordar con más profundidad los contenidos a evaluar. Si un docente se encontrara con la lámpara de Aladino, seguramente sus tres deseos serían: tiempo, tiempo, tiempo.

La flecha del tiempo avanza inexorable y la pregunta es cómo hacer del encuentro con los estudiantes un tiempo de calidad. Diferentes enfoques pedagógicos se han planteado este interrogante. Uno de ellos, que cada vez gana más terreno y solidez, es la modalidad del aula invertida

Imagínense que, en lugar de pasarse cuarenta minutos copiando un teorema o leyendo un artículo del manual de Historia o pintando las regiones de un mapa, los estudiantes llegaran al aula con esos temas trabajados, y la clase se pudiera dedicar a comprender las implicancias de cada contenido, poniendo en juego las habilidades del siglo XXI como la creatividad, el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la comunicación y la colaboración, entre otras. Los estudiantes se convertirían así en agentes activos de su propia educación y los maestros ocuparían el rol de facilitadores, para acompañarlos y reforzar la enseñanza. 

Un enfoque actual

Impulsada por herramientas educativas como Ticmas, la modalidad del aula invertida gana cada vez más espacio. A través de una plataforma simple y flexible que funciona en cualquier dispositivo —teléfonos celulares, computadoras, tablets— Ticmas pone a disposición de los docentes y estudiantes miles de secuencias didácticas para trabajar dentro y fuera del aula y, de esta manera, se favorezca el aprendizaje significativo. Además, Ticmas genera métricas de uso para que docentes y directivos puedan seguir el avance de los alumnos en todo momento.

En una época en que los procesos de enseñanza están en pleno tránsito a formas más colaborativas y donde el aprendizaje ubicuo rompe con el objetivo tradicional de la clase como espacio de transmisión de conocimiento, Ticmas alienta la práctica del aula invertida como una propuesta sólida para llevar los procesos de enseñanza y de aprendizaje a un ambiente seguro para el intercambio y la profundización de saberes

Como toda modalidad, el aula invertida tiene una serie de condiciones para ser implementada con éxito: que el maestro tenga cierto manejo de las TICs, que todos los estudiantes puedan acceder a recursos tecnológicos, que directivos, docentes, familias sean aliados de la implementación. El aula invertida es un cambio de paradigma. Es cuestión de animarse y experimentar.

Para más información acerca de Ticmas: www.ticmas.com

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista