Novedades

Un viaje hacia la sostenibilidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Silvia Alonso, Coordinadora del Movimiento Laudato Si – Argentina, presentó la última actualización de su plataforma mundial e invitó a las escuelas volver a inscribirse. Con ella estaba la educadora mexicana Maureen Villanueva, conocida como “la maestra verde” de Monterrey, quien profundizó sobre los recursos de este espacio digital y su programa para la acción adaptado al carisma y misión de las comunidades.

 

La última actualización de la plataforma Laudato Si, es “un viaje hacia la sostenibilidad total”, explicaba Maureen Villanueva, “maestra abanderada en los procesos del cuidado de la creación” durante la semana conmemorativa de la encíclica papal.

 Invitada por el Movimiento Laudato Si de Argentina, la docente habló desde México sobre los nuevos procesos de la plataforma anunciada en 2020, la cual, con el espíritu de la ecología integral pretende apoyar y capacitar a las familias, comunidades e instituciones. Este espacio que prosperó en 2021 invitando a escuelas a un compromiso, “hoy pretende adaptarse a las necesidades particulares que tenemos, un logro atribuido gracias al proceso sinodal de distintas personas y organizaciones que han traído sus experiencias”, expresó Villanueva.

La plataforma Laudato Si, como hemos señalado en otros artículos, busca desarrollar un trabajo local con estos sectores: Personas, familias, parroquias, diócesis, instituciones educativas, escuelas, universidades, seminarios, hospitales, trabajadores, granjas, movimientos, organizaciones no gubernamentales, grupos de laicos, fundaciones.

¿Cuál es el objetivo? Una respuesta al clamor de los pobres, y de la tierra. Educación Ecológica. Espiritualidad, Economía ecológica. Adopción de hábitos sostenibles. Resiliencia y empoderamiento de la comunidad. Cada uno de estos aspectos presenta situaciones importantes para atender. 

Los pilares de la plataforma Laudato Si 2022 son tres: – la creación de comunidad – el compartir de recursos – y los planes laudato Si.

Para, Maureen Villanueva, especializada en proyectos sostenibles en el ámbito educativo, “estos pilares segmentan la plataforma, pero permite que las comunidades puedan basar su estrategia de acción en ellos, según sus propias necesidades”.

Villanueva aporta el marco conceptual de estos pilares:

La creación de comunidad. “Necesitamos generar comunidad para trabajar juntos. Buscamos este paraguas, porque también usando las tecnologías podemos compartir aquellas experiencias que dan resultado y, por ejemplo, que una escuela de México, pueda ver lo que está haciendo una escuela de Argentina”.

El otro pilar es compartir recursos. “Van a encontrar una biblioteca muy amplia que se ha ofrecido por participantes de la plataforma. Además, se pueden ver eventos en línea, seminarios, virtuales o presenciales sobre temas de ecología integral”

Los planes laudato Si, nos ayudan a caminar con una estructura y a crear los propios planes de acción. Son guías que se organizan en base a la colaboración de otros miembros que ya participaron en algún programa y las mismas están orientadas para responder a cada carisma y misión de las comunidades.

“La invitación es a vivir un proceso de discernimiento, – afirma Maureen Villanueva – porque se trata de ver cómo el Espíritu Santo me va guiando a trabajar con la plataforma, que es, sobre todo, acompañamiento”.

¿Por qué inscribirse en la plataforma LS? El Movimiento Laudato Si de Argentina señala que, desde su lanzamiento mundial en 2020, la invitación para participar en ella es libre y gratuita; al actualizar un proceso de inscripción, las escuelas podrán encontrar un tablero personalizado para poder planear un viaje con acceso a recursos que pueden ser de utilidad.

Al inscribirse uno conoce la comunidad que diseñó la plataforma y ver las reflexiones y planes que las personas están subiendo. (Casas de religiosas, escuelas, universidades, o, por ejemplo, los temas que sube la obra de Don Bosco, y los videos de ecología integral de Cáritas Internacional).

También se pueden conocer a los líderes de los grupos de trabajo por si desean hacer alguna conexión.

Algunas indicaciones prácticas

La plataforma pide datos particulares sencillos, información muy básica sobre la escuela u organización y una contraseña. También se pueden suscribir a la newsletter.

Maureen Villanueva explica que “siempre la duda es a cuál sector debo inscribirme; tenemos compromisos individuales (como persona o familia) pero si quiero participar desde un compromiso institucional, inscribir al colegio o a la parroquia, lo mejor es hacer un discernimiento con los directivos o el sacerdote, para vivir y tomar la decisión en conjunto. Luego, al inscribirse, la confirmación de un representante de la plataforma tardará como mucho un mes y medio.”

¿Cuál es el proceso después de mi inscripción?

Las acciones sugeridas son en primer lugar, la autoevaluación, después la reflexión, seguida de los planes Laudato Si.

La autoevaluación es opcional, incluye preguntas que tardan de 40 a 60 minutos en responder. Se preguntan datos básicos para saber cuáles son sus contextos, y ubicación. La segunda parte aborda un cuestionario sobre prácticas diarias, por ejemplo, ¿cuánta electricidad consumes? ¿cuántos watts? ¿cuántos litros de agua utilizamos?, o si consumimos carne…

“Son preguntas que llevan a un proceso muy bueno, para poder realizar mi plan Laudato Si” “Una herramienta para ver dónde uno se encuentra y a dónde podemos llegar”, expresa la maestra de México. Agrega también que “la autoevaluación establece la huella de carbono, es decir, cuál es el impacto de una práctica y cuál es la relación de sus actividades con respecto de las demás”.

La siguiente parte es subir mi reflexión: es decir, cómo una misión se conecta con los objetivos LS; y ustedes pueden elegir si quieren que sea pública o privada. Se trata de desarrollar lazos. Pueden subir un video a través de un link de youtube o un documento para compartir.

En el tablero hay una guía, pero la reflexión, al final, es importante. Al finalizar los tres pasos: autoevaluación, reflexión y el plan LS, culmina el proceso anual. Cada cual, escuela o comunidad decide el momento y siempre se invita a celebrar los logros.

Evangelización

El destino final de la plataforma apunta al desarrollo de una espiritualidad ecológica, y al crecimiento de las personas. Que todas puedan asociar el gran regalo que Dios Padre nos ha dado: la creación de la tierra, y cómo hemos sido llamados desde el Génesis a ser cuidadores y protectores en todas las etapas de la vida.

Silvia Alonso

Coordinadora del Movimiento Laudato Si, Argentina. – Y Maureen Villanueva, es arquitecta, con una Maestría en Desarrollo Organizacional y Cambio. Se desempeña en Innovación, y en proyectos sostenibles del sector educativo, religioso y organizaciones de la sociedad civil. Consciente de la problemática socioambiental que vivimos hizo cambios personales y motiva en su contexto desde la pastoral verde diocesana de la arquidiócesis de Monterrey en México. Es gerente de compromiso en el equipo de proyectos especiales del movimiento LS. https://plataformadeaccionlaudatosi.org

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista