Novedades

Nueva normalidad ¿Quién eres?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Una mirada sobre el uso optativo del barbijo en las aulas. “¿Estaremos hoy alumbrando algo nuevo? ¿Qué pasó? ¿Terminamos con el barbijo o comenzó un día más para creer que nos volvimos un poco más humanos?” preguntas de Judith Trembecki, docente de Entre Ríos.

En el día de hoy, en nuestra jurisdicción escolar, se reglamentó el uso optativo del barbijo en las aulas… Resolución en mano, y luego de hablar con mis autoridades, salí a cada dependencia de la escuela a “anunciar la buena nueva”. Lo celebré interiormente, muchos chicos lo celebraron exteriormente “lanzando” los barbijos por el aire y dejando sus sonrisas abiertas de par en par… algunos adultos queríamos hacer lo mismo. Como en cada circunstancia de estos cambios de protocolo que nos vienen atravesando, escribimos un comunicado a las familias del colegio para informar la situación. Como los primeros testigos de la resurrección no quería callar lo que habíamos visto…

Luego de esos primeros impulsos volví a mi oficina, me senté y escuché mis pensamientos y sensaciones tratando de mirar qué estaba ocurriendo hoy en las escuelas de Entre Ríos y de muchos otros lugares de nuestro país.

Mis pensamientos como los círculos concéntricos que se generan al lanzar una piedra al agua me llevaron a meditar: hoy terminó la pesadilla que comenzamos en marzo de 2020 y casi escribí en mi imaginación un epitafio “19-03-2020 / 5-4-2022”, ¿esto es el principio del fin de la pandemia? Me pregunté.

Alguien, entre mis traslados de un aula a la otra, me expresó: “vamos a conocer los rostros de los chicos de 1° y 2°” y eso fue como una espada que me llevó aún más hondo en el piedrazo al agua. No los conocemos, no los hemos visto, imaginamos sus sonrisas e imaginamos cuando aprietan los dientes… Miramos sus ojos y hacemos el esfuerzo al que nos invitó Saint Exupéry “solo con el corazón se puede ver bien” (El Principito).

Sentándome serené mi primer entusiasmo. Y reflexioné sobre aquellos que van a optar por usar el barbijo, en quienes necesitarán hacerlo, en quienes temerosamente lo irán dejando de a poco (hace poco leí sobre el “síndrome de la cara desnuda”[1]). Y me di cuenta –en simultáneo con otros aspectos- que tenemos que hacer otro paso más y otro… Así que me acerqué a mis alumnos para pedir respeto, para valorar una vez más la ética del cuidado, para recordarnos la belleza de la libertad y la necesidad de que ninguno se sienta mal mirado, señalado, y mucho menos no aceptado.

Y me pregunté ¿será ésta la “nueva normalidad”? Concepto que intenta describir un momento que no sabemos cuándo comenzó o si lo hizo y unos modos que no sabemos si son éstos. ¿Estaremos hoy alumbrando algo nuevo? ¿Qué pasó? ¿Terminamos con el barbijo o comenzó un día más para creer que nos volvimos un poco más humanos? Como dice la Chacarera: -“La pucha con el hombre, querer ser tantas cosas, y nunca es más que cuando tan solo es él”. (La pucha con el hombre. Cuti y Roberto Carabajal).

¿Nueva normalidad? ¿Nueva humanidad? Nos volvió la ilusión, la alegría; nos hicimos más prudentes, nos hicimos más empáticos, nos hicimos más hermanos.

Nueva normalidad ¿Quién eres? Somos nosotros, atravesados y con cicatrices. Somos nosotros compasivos, respetuosos, delicados. Somos nosotros capaces y prestos a cuidarnos. Somos nosotros los de siempre dispuestos a mirarnos, a reconocernos, a un poquito más… amarnos.  

[1] Marian Rojas Estapé. Médica psiquiatra y Autora. @marianrojasestape.

La selfie la tomé el primer día que las reglas de aislamiento me permitieron llegar a la puerta del Colegio Ntra. Sra. de Luján de Paraná, del que soy rectora. Mi barbijo es el primero que usé. Lo que no tiene de calidad la fotografía lo tiene de significado para mí. Esa jornada solo fui y me senté un largo rato en la escalinata de entrada… para que saber que esos días estábamos haciendo escuela, como hoy.

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista