Novedades

Un vehículo para el cambio cultural

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Cuando presentó los lineamientos generales del pacto educativo global en el 58° Curso de Rectores, la doctora Carina Rossa propuso un taller: tenía que invitar a la lectura de las experiencias que llegan de todas partes del mundo al comité promotor del pacto; entonces dijo que, conocerlas, “abre a nuevos caminos de formación” en las comunidades.

 

Como miembro del comité promotor del pacto educativo global, la doctora Carina Rossa señala que es fundamental escuchar la voz de algunos protagonistas. El llamado del Papa Francisco cambió la vida de muchas comunidades, razón por la cual comenzaron a llegar experiencias de distintas partes del mundo y en diferentes idiomas al seno del comité. Junto con otros educadores se planteó el objetivo de organizarlas “para generar un movimiento de ideas – dijo – y que la educación se transforme en vehículo de un cambio cultural, a través del cual se puedan identificar líneas pedagógicas, estudiar componentes o elementos de algunos contextos que favorezcan el crecimiento de otras experiencias, y abrir nuevos caminos de formación”

“La idea es dar voz a las experiencias. El santo padre en el discurso del 12 de septiembre del 2019 apela a todas organizaciones educativas y a los agentes de la sociedad a construir una alianza: la aldea global de la educación. Dice que, para poder construirla, es necesario un triple coraje. Tres dimensiones que acompañan las lecturas de todo el recorrido del pacto educativo y en especial de las experiencias concretas que se están realizando”.

El primer coraje es poner a la persona en el centro, formarla integralmente a lo largo de toda su vida, y teniendo en cuenta todas sus necesidades. Esto va contra la cultura del descarte, y también contra escuelas y universidades tecnocráticas que sólo se rigen por las leyes del mercado.

El segundo coraje es el de invertir las mejores energías con creatividad y responsabilidad, dar con generosidad lo mejor de nosotros mismos, para desarrollar al máximo los talentos y capacidades de los niños y de los jóvenes.

El tercer coraje tiene que ver con formar personas para el servicio a la sociedad.

También se distinguieron 5 áreas temáticas de investigación con las cuales las universidades están llamadas a construir alianzas y actuando para transformar:

  1. Dignidad y Derechos Humanos – Universidad de Notredam, Estados Unidos.
  2. Paz y Ciudadanía – U. Lateranense, Italia.
  3. Tecnología y Ecología Integral – Pontificia U. Javeriana, Colombia.
  4. Fraternidad y Cooperación – U. Católica del Sacro Cuore, Italia
  5. Cultura y Religiones – U. Santo Tomás de Manila. Instituto Univ Sophia. Filipinas

En base a estas 5 áreas temáticas, podemos comenzar y elegir buenas prácticas, experiencias pre- existentes al pacto educativo global, que actúan a partir de la realidad, es decir, desde lo que existe, a través de las diferentes organizaciones de educación formal e informal.

El comité promotor del pacto educativo global clasificó estas experiencias según sus áreas. Y, aunque tienen características globales, son interculturales, interreligiosas, interétnicas, con una dimensión regional marcada por lo global.

Para hacer esta selección, se construyó una mesa con algunas organizaciones educativas repito: formales e informales. Como respuesta llegaron unas 72 experiencias que están en diálogo con las universidades

La metodología siempre es el trabajo en red, un diálogo de modo inter y transdisciplinar. De modo que – por ejemplo – la dignidad y los derechos humanos tienen que ver con la fraternidad y la cooperación, o con la ecología integral, sabiendo que justamente la mirada de Laudato Si y Fratelli Tutti, son las que orientan el Pacto Educativo Global.

La interdisciplinariedad hace surgir métodos, herramientas, planes de acción, y medios para construir una nueva educación. Además, las múltiples organizaciones con características tan diferentes, enriquecen cada propuesta. Las universidades, por su parte, están implementando algunos caminos y tienen el propósito de conectarse con otras universidades para tratar distintos temas, y profundizar cuáles pueden ser los obstáculos y barreras que impiden el desarrollo de un área temática.

La dimensión organizativo institucional que es lo que favorece en cambio cuales son las condiciones que lo permiten por lo tanto la dimensión político social, cuáles son las características de las personas, los operadores, formadores, es decir, la dimensión antropológica. Recogiendo estos elementos después se pueden construir cursos de formación y profundizar las temáticas.

Experiencias de España y América Latina

En el área Paz y Ciudadanía, la experiencia de México, coordinada por la Fundación AVSI, del movimiento Comunión y Liberación, puso en marcha el proyecto “Polo” para una ciudadanía activa.

Una madre – María Ema Mora Liberato- busca a su hijo José Alberto T. Mora, secuestrado en Acapulco, el 20 de septiembre del 2011. Ella es la presidenta de las familias de Acapulco que buscan a sus 40 mil desaparecidos; sostiene que el proyecto “Polo para una ciudadanía activa” la ayudó “muchísimo”. Y, en el video que posee comité promotor del pacto educativo global testimonia que “nuestra sociedad civil es frágil y está fragmentada pero mi consuelo es esta experiencia exitosa, mirar las veintitantas organizaciones de distinta naturaleza que están vinculadas y haciendo un camino”.

Isabel Sánchez una mujer indígena de Sierra Negra (Puebla) migró a la ciudad cuando tenía 12 años y en 2019 fundó un colectivo de obreras. “lo que nos enseñó el proyecto Polo para una ciudadanía activa, es cómo debe estar estructurada nuestra organización y tener una mirada a largo plazo”.

Se trata de generar y dar esperanza, acompañar a las comunidades y animarlas, esto las ayuda a levantarse, a creer en un futuro y empezar a dar pequeños pasos. Como pueden ver, aquí hay un pacto vivo; con más de veinte organizaciones vinculadas, y con elementos de trabajo en conjunto y en red para desarrollar nuevas políticas que pueden dar lugar a una verdadera construcción de ciudadanía y de paz.

New Humanity, experiencia de USA; consiste en educar a vivir en la brecha política y en una sociedad polarizada. Ellos implementaron un programa para educar en la escucha, la empatía y en la resolución de conflictos. Es un trabajo que se hizo con estudiantes universitarios, y ellos – al aprender la metodología – se ofrecen a aplicarla en las organizaciones de la sociedad civil.

Escucha para el diálogo positivo, es un método que tiene 5 pasos:

  1. Elija un tema con posiciones opuestas.
  2. En pareja, escuchen y repitan lo que dijo el otro.
  3. Pensar el punto de vista de la otra persona, y reconsiderar la propia opinión.
  4. Expresa tu opinión
  5. Reconsidere el argumento inicial. No quiere decir que cambien de opinión, pero si considerar su posición.

Son posibilidades que trascienden las posiciones polares.

Ir a las periferias para aprender

La doctora en pedagogía Carina Rossa continuó exponiendo ejemplos que iremos desplegando en otros números de la revista. Según la especialista, de todas las experiencias surgen algunos elementos emergentes que podemos considerar:

El concepto de educación como un bien común global promueve un primer trabajo de mapeo de las desigualdades entre los diferentes continentes lo que lleva a responder con políticas de cooperación y fraternidad.

Por otra parte, la línea que acompaña el trabajo en las universidades, es para unir tres misiones de didáctica, investigación y extensión. (Por ejemplo, mirando el trabajo de formación docente que hace una universidad italiana en integración con los africanos)

También se pueden compartir experiencias innovadoras comunitarias de aprendizaje y servicio de modo tal que escuela y universidad se pongan al servicio de la comunidad. La construcción de redes de cooperación. Y reciprocidad en la acción y construcción del pensamiento.

Carina Rossa

Invitada de los encuentros que organiza el CONSUDEC, es una reconocida pedagoga especialista en Transformación Social. Profesora del Instituto Universitario Sophia de Florencia y colaboradora de la Congregación para la Educación Católica de la Santa Sede.

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista