Novedades

A la luz del Pacto Educativo Global

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Desde las encíclicas “Evangelii Gaudium”, “Laudato Si” y “Fratelli Tutti” el papa Francisco “nos invita a trabajar en la dimensión trascendente y sagrada de la educación”; expresa Oscar Pérez Sayago secretario de la confederación que agrupa a las escuelas católicas en América Latina, y propone mirar estos “tres frentes específicos” presentes en el Pacto Educativo Global. Apuntes para una reflexión.

 

Con el lema “El mañana nos exige lo mejor de hoy” el 58 Curso de Rectores se centrará en el llamado al pacto educativo global. “Es la traducción concreta del pensamiento del Papa Francisco para el ámbito de la educación” afirma desde Colombia Oscar Pérez Sayago, secretario general de la Confederación Interamericana de Educación Católica, un referente que camina junto al CONSUDEC y con otras redes de escuelas presentes en el continente, “para afianzar la dimensión trascendente y sagrada de la educación”.

Pérez Sayago apunta que el santo padre, desde Evangelii Gaudium “nos habla de descubrir la mística de vivir juntos. Luego, como escribe en la encíclica Laudato Si, la ecología integral tampoco puede desarrollarse si no hay una profunda conversión personal y comunitaria. Entonces, con Fratelli Tutti, afirma que debemos convertirnos en un nosotros, porque si no, va a ser muy difícil posibilitar cambios”.

Según el educador, “en el Pacto educativo Global, se ven estos tres frentes específicos y una forma de vida que enseña a vivir como hermanos”. Sin embargo, “el papa nos insiste sobre la trascendencia, que es la gran ausente en las escuelas de América Latina. En algunos países han sacado las clases de religión, y tal vez es culpa nuestra porque hacemos proselitismo religioso…No hay que hacer proselitismo sino trabajar en esa dimensión trascendente y sagrada de la educación” comenta el referente. Y agregó: “porque cuando internamente estamos mal, acabamos con todo lo que hay”.

La amistad social

Óscar Pérez Sayago subraya que:

  • El pacto busca establecer una alianza con personas cercanas o no, pero la idea es estar comprometidos.
  • En todos sus discursos, el papa hace notar que escuchar a las nuevas generaciones es un signo de esperanza. Entonces invita a trabajar unidos, familias, escuelas, instituciones, universidades religiones y gobernantes.
  • Tenemos que dejar intereses particulares por intereses comunes. Abrir los ojos para ver a Jesús.
  • El papa nunca dice que busquemos soluciones individualmente, sino que tenemos que buscar soluciones en común para iniciar procesos de transformación sin miedo. Es decir, el qué y el para qué del pacto, Francisco lo explica con el cómo, que es a través de la fraternidad.
  • Este es el espacio que nos permite reconocer la dignidad de cada hombre y mujer, porque si no va a ser muy difícil que respetemos sus derechos. Cuando un hombre y una mujer se sienten reconocidos y valorados, florece la creatividad y el ingenio. La personalidad de cada uno generará iniciativas en función del bien común.
  • Para trabajar con los demás se necesita salir al encuentro y romper con una vieja concepción racionalista que nos impulsa a ser individuales, o egoístas. Nadie se salva solo; nos salvamos todos en comunidad.
  • Llevamos dos mil años hablando del Evangelio, pero ahora necesitamos valor para generar procesos, dice Francisco; asumir con conciencia la fragmentación existente y las oposiciones que tenemos. Y reunir el valor de crear un tejido de relaciones en favor de la humanidad.
  • Nuestras prácticas educativas no se pueden medir con pruebas estandarizadas, sino más bien, por la capacidad de afectar el corazón de una sociedad.

Nuestras prácticas educativas no se pueden medir con pruebas estandarizadas, sino más bien, por la capacidad de afectar el corazón de una sociedad.

  • Una de las claves pedagógicas tiene que ser reconocer a la persona. Siempre insistimos en que nuestros currículos tienen que centrarse en la persona, pero muchas veces enseñamos de modo racional. Es necesario llegar al corazón de los niños y jóvenes, futuros generadores de transformación.

Cuando el Papa Francisco habla de fraternidad, señala que esta palabra significa mano tendida y con ello intenta romper con la cultura del puño cerrado. Entonces cita al buen samaritano que tendió la mano para llevar al herido a la posada y luego pagar la estadía. El buen samaritano fue empático; por eso, la escuela católica hoy debe entender que esta cultura del encuentro es transversal, parte del currículo.

Al hablar de respeto, el santo padre explica también el significado de unidad en la diversidad, por eso nos invita a que trabajemos juntos desde todas las religiones, reconociendo el aporte de cada uno. Señalando que fraternidad significa escuchar con el corazón abierto, como dice San Juan Bosco.

Pero para él, la fraternidad tiene otro aspecto: educar con firmeza las propias convicciones. Es decir, uno siembra en los niños la semilla que los ayuda a reconocer la importancia del otro por lo que es, por ser hijo de Dios, desde la fe.

Y en Fratelli Tutti, nos da las claves fraternas para el pacto educativo global. Invita a escucharnos, porque los docentes estamos acostumbrados a hablar mucho. Acercarnos, ver de qué hablan los chicos, entender sus sueños y anhelos, y ayudarlos a expresarse, ya que las nuevas generaciones no son de hablar mucho.

 Son pasos que hay que dar y la escuela nos tiene que ayudar a crear vínculos. A veces, esta institución es un lugar de muchos chismorreos, dice el papa; es porque falta el dinamismo de apertura al otro. Podemos ser diferentes, pero eso no nos hace enemigos.

Siendo más de treinta mil escuelas católicas en América Latina, que hablamos el mismo idioma, imagínense lo que podemos hacer para transformar el continente. Todo es posible desde el pacto educativo global.

Fraternidad es escuchar al otro con el corazón abierto

Fuente: Disertación sobre “La Amistad Social y el Pacto Educativo Global”. Confederación Interamericana de Educ. Católica./youtube.com

Suscribite a nuestro Newsletter

¡100% online!