Novedades

ESI: Del debate público a las aulas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Carolina Sanchez Agostini

Investigadora y Profesora. Magíster en Psicología por la Univ. Austral; directora de la Diplomatura de ESI en este espacio académico. Doctorado en Psicología y Educación, Univ. De Navarra. Presentación del libro “Debates” Ed. Logos. Publicado en tiempos de pandemia, propone que los temas puedan ser trabajados también desde la virtualidad, mediante el sistema de aula invertida, viendo videos que se “debaten” en clase después.

Una herramienta para abordar el diálogo sobre distintas temáticas en las escuelas y con las familias, fue desarrollada por un equipo interdisciplinario a partir de la experiencia y la polarización de opiniones que generaba la educación sexual en las aulas. Como método, fomenta la investigación, el análisis y el pensamiento crítico, con una perspectiva trascendente.

 

Todo comenzó cuando tratamos de analizar y comprender con un equipo interdisciplinario; profesionales de la comunicación, la sociología, el derecho, la psicología o la medicina, cómo funciona la dinámica de la educación sexual en las aulas.

Acompañando colegios y familias pudimos ver que todos los temas de sexualidad planteados en el debate público, tenían una dinámica muy similar al debate que se generaba en las aulas. De alguna manera son tratados con tendencias polarizadas; un compartir opiniones que van subiendo de temperatura, como decimos en el equipo, por lo que los docentes se ven cada vez menos motivados o asustados, para decir palabras que ellos mismos comparten, de tratar temas de educación sexual integral en sus aulas.

 Esta cuestión desborda las clases, emerge la discusión, generando micro escenarios públicos caracterizados por posturas contrapuestas, tendencias a la polarización ideológica y afectiva, identificación con algún grupo activista, o se debatan cuestiones que por ahí no interesan a los alumnos.

La investigación en el equipo nos llevó a pensar, ¿a qué tenemos miedo? A veces descubrimos que la escuela ve a las familias como un agente externo que viene a generarnos problemáticas cuando en la escuela damos ciertos temas. Y por otro lado las familias no confían cómo los vamos a tratar. Por lo tanto, esta dinámica estaba generando una tensión tal, que finalmente la educación sexual no se implementó por mucho tiempo.

Con el equipo pensamos que tiene que haber educación sexual en todas las escuelas de Latinoamérica y tratar de acompañar estos procesos sin rechazar la dinámica lógica del debate, y brindando una herramienta pública que permita ir más allá, convertirla en un instrumento educativo.

Entonces, el debate planteado como herramienta educativa para la escuela y para las familias puede ser el puente indispensable para mejorar la relación entre ambas: No nos vemos como sospechosos, sino como agentes centrales de la educación. Un proyecto que pudiera unir lo que significa las perspectivas de las escuelas y las de las familias, sumado a la perspectiva individual de cada estudiante, permite lograr un enriquecimiento a través de todas estas aristas y estar en posición de integrarlas.

Veamos la manera…

El planteo de “Debates”, y cómo está pensada su estructura trata diez temas, no tienen que ser los más polémicos y se plantean de acuerdo al desarrollo de niños, niñas y adolescentes. Cada uno de estos temas tiene tres sub – debates, para que a lo largo de la clase se pueda agotar el capítulo que estamos tratando, no solo para compartir opiniones, sino para llegar a la base de su significado. Por ejemplo, hay un capítulo sobre decisiones. Entonces: ¿cómo tomar buenas decisiones? ¿cuáles son los elementos que involucran las buenas decisiones? ¿y cuáles son los elementos que involucran decisiones que nos terminan perjudicando?  En esto se ve cómo la libertad y la responsabilidad se van uniendo para adoptar un proyecto de vida más pleno y más consciente.

Impacto educativo

La educación difiere de la dinámica de conversación pública: en las escuelas no se trata solamente de expresar la opinión, sino esencialmente se busca aprender, socializar, desarrollar pensamiento crítico, asumir valores y transformar estilos de vida orientados cada vez más hacia la salud integral. Por esto, Las clases de educación sexual no son para dar opinión sobre los temas, sino de lograr un impacto educativo, pensamos que una modalidad integral de las clases, tienen que tener cinco claves: porque se trata de acompañar procesos, de analizar. Entonces el primer paso, es dar información científica. Por ejemplo, si vamos a hablar de pornografía, dar información quiere decir:  explico qué es, cual es el porcentaje de adolescentes que consumen, cuál es la evidencia científica y de qué manera repercute en su desarrollo… Por otro lado, como segundo paso, motivamos el análisis crítico, y planteamos: la pornografía, ¿qué imagen del sexo te ofrece? Hay autores que hablan de la pornografía como la ciencia ficción del sexo. ¿Qué ofrece este consumo, este estilo de vida, que tipo de sexualidad o imagen del otro te da? ¿Estamos cuidando a los otros? Los estudios revelan que el consumo de pornografía ya comienza a los diez u once años. Una vez que planteamos el tema, hacemos preguntas, para encontrar respuestas. El tercer aspecto es detectar qué valores te esta ofreciendo este estilo de vida; ¿te ofrece la construcción de una relación, o la inmediatez? Cuarto paso, preguntarnos ¿qué quiero para mi propia vida? en la adolescencia pensamos que nuestra biografía termina cuando somos adultos, pero no es así, se extiende a lo largo del tiempo. Es interesante que podamos reflexionar con los alumnos esta línea de tiempo. Esto nos da perspectiva. Por último, cuando ya analicé toda la información podemos ver qué acciones puedo poner en marcha para la vida. Entonces comienza a verse un desarrollo armónico.

El debate sistematiza y ofrece dinámicas. el libro tiene actividades contiene el método del caso, comienza con el análisis de una noticia, o de un video que motiva el debate grupal con participación en el aula. También hay espacio para la reflexión individual.

El objetivo de su trabajo es identificar nuevas maneras de comunicar, en este caso del libro, aborda la educación sexual, para la promoción de culturas de paz, igualdad y solidaridad.  

Es un modelo de trabajo que permite, a través del diálogo un doble efecto; por un lado, el desarrollo de la propia identidad y criterios, y por otro, la construcción de una ciudadanía positiva. Muchas veces las tensiones por estos debates, hace ver a la otra persona como un enemigo, a la que no puedo asumir en mi círculo afectivo, entonces de alguna manera trasladando a las aulas esta modalidad de convivencia armónica se contribuye a una cultura de paz.

Un método para el caso del debate sobre sexualidad

La ESI está planteada en nuestras sociedades latinoamericanas desde distintas perspectivas (de género, sanitarista, personalista) a partir de diferentes corrientes filosóficas. Esta propuesta, sin embargo, se desarrolla desde lo que llamamos una perspectiva relacional, que apunta a la promoción de la salud integral, y de relaciones interpersonales significativas y al incentivo para la construcción de una cultura de paz, igualdad y solidaridad.

Es una perspectiva que asume elementos positivos de las otras perspectivas señaladas a la vez que ofrece sus propios postulados. En cada debate planteamos casos, argumentos y estadísticas, para promover un diálogo pedagógico, a fin de garantizar el derecho de los estudiantes a la información y la educación.

Al escribir este manual hemos tomado como fundamento investigaciones y materiales científicos, atendiendo a las Orientaciones técnicas internacionales sobre educación en sexualidad: un enfoque basado en la evidencia de UNESCO 2018 y buscando seguir las indicaciones de las diversas legislaciones nacionales y de nuestra región, que poseen tanto puntos en común como algunas diferencias, no siempre en puntos accidentales. Y, aunque el proyecto se basa en debates, hemos privilegiado asuntos fundamentales sobre los que promover la salud y el proyecto de vida de cada estudiante, sin centrar únicamente el plan de contenidos en los temas más polémicos desde el punto de vista político y social, ya que somos conscientes de que estos temas no pueden agotarse en un solo libro. Por eso, aspiramos a continuar desarrollando futuras propuestas, a la vez que deseamos mejorar esta, a partir del intercambio con estudiantes, familias e instituciones.

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista