Novedades

Herramientas que vinieron para quedarse

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Espacio Publicitario

 

En tiempos de educación “híbrida” o bimodal, es necesario un servicio de aulas virtuales para colegios e institutos de formación.

A partir de la pandemia, nos vimos obligados a modificar nuestros hábitos y el aislamiento provocó nuevas costumbres, marcadas en su gran mayoría por la virtualidad.

En este contexto, el sistema educativo no fue la excepción, estudiantes y profesores tuvieron que adaptarse rápidamente a un nuevo modelo de enseñanza y aprendizaje virtual, poniendo a prueba las habilidades digitales y el uso de las tecnologías.

Si bien la incorporación de las TIC en la enseñanza data de hace varias décadas, la utilización de entornos virtuales en las escuelas consistía, hasta el 2020, en un complemento de las clases presenciales, y no representaba una herramienta imprescindible en el ámbito escolar.

A su vez, en este año, el regreso a las aulas está generando un redescubrimiento de las herramientas digitales para incorporarlas a la bimodalidad dando pie al modelo de Educación Híbrida que combina la educación tradicional, es decir la presencial y las clases en línea.

Las estadísticas indican que más del 70% de los usuarios de Internet tienen interés en estudiar en línea y el 30% de ellos opta por programas educativos híbridos. Lo interesante de este modelo es que aprovecha el uso de las tecnologías permitiendo:

  • Hacer uso de ambientes colaborativos entre los estudiantes y recibir retroalimentación de los profesores.
  • Tener clases de forma sincrónica, en tiempo real y de manera virtual, o asincrónica, cuando se graba la clase y se pone a disposición en algún medio digital para su posterior consulta.
  • Disponer de contenidos dinámicos y flexibles.
  • Flexibilizar el ritmo de aprendizaje.
  • Adquirir habilidades en el uso de diferentes herramientas. El estudiante se convierte en sujeto activo de su propio aprendizaje cuyos roles, representados en autodisciplina, auto aprendizaje, análisis crítico y reflexivo, y trabajo colaborativo, permiten que su proceso educativo sea como un sujeto que piensa, actúa, crea y construye.

En el confinamiento y ante la necesidad inmediata, se utilizó en primera medida la videollamada como reemplazo del espacio provisto por las aulas y el envío y recepción de contenido vía correo electrónico o a través de aplicaciones de mensajería. Con el paso del tiempo se está migrando al uso de herramientas específicas diseñadas para impartir educación como ser las plataformas educativas, las videollamadas con pizarras digitales, etc.

Actualmente las plataformas educativas tienen un rol muy importante porque les permite a los profesores disponer de una gran variedad de herramientas diseñadas para la educación como por ejemplo actividades de chat, foros, evaluaciones, tareas, lecciones, etc. y a su vez disponer de repositorios de materiales, distribución de contenido digitales como archivos, videos y audios.

La implementación de una plataforma de aulas virtuales en los establecimientos educativos requiere de la decisión de hacer frente al desafío de la innovación. Una vez asumido el compromiso, y con las aulas virtuales en funcionamiento, será importante considerar que el proveedor del servicio nos brinde:

  • Capacitación al personal docente para que puedan comenzar a descubrir y conocer el entorno virtual, los recursos y las herramientas que pueden utilizar para generar sus contenidos y actividades.
  • Disponer de canales de acompañamiento para los profesores, ayudándoles a gestionar sus aulas o cursos como así también a resolver las consultas que le puedan surgir.
  • Que acompañe con la gestión administrativa que conlleva la creación de las aulas y la matriculación de los estudiantes en cada espacio.
  • Que brinde el mantenimiento técnico periódico que requieren las plataformas y sus servidores.
  • Que asegure la confidencialidad y la seguridad de los datos alojados y generados en la plataforma por los profesores y los estudiantes.
  • Que sea escalable tanto en capacidades como en funcionalidades.

Todos estos ítems son de suma importancia para tener una correcta implementación y que asegure su éxito.

Estamos afrontando un cambio radical a partir de la pandemia y contar con las herramientas adecuadas nos permitirá adaptarnos tanto a la educación virtual o híbrida que, según afirman los especialistas, llegaron para quedarse.

En este caso, a través de Enseñ@ presentamos un servicio de aulas virtuales basado en Moodle y diseñado para Establecimientos Educativos, Institutos de Formación, Empresas y/o Profesionales, de fácil acceso y disponible las 24 horas. A través de él se podrá administrar, distribuir, monitorear y gestionar las actividades de formación, ya sean presenciales, semipresenciales o bien, a distancia, mediante una batería de recursos y herramientas digitales listos para ser utilizados.

 

Fuente: Colaboración de A.S. Andrés de Caso. Fundador y Director de Plataforma Enseñ@.

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista