Novedades

Tiempo de trayectorias compartidas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Javier Di Salvo

Licenciado en Sistemas de Información por la Universidad Nacional de Luján. Titular de la cátedra "Realidades Híbridas" en la Maestría en Entornos Virtuales de Aprendizaje. Tutor en distintas Redes Sociales de Educación: Portal Educar, IBERTIC, y colaborador del portal de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la ciencia y la cultura (OEI).

 “Hay esperanza, porque va a haber reflexión de todo lo que aprendimos en estos meses” sostiene el profesor Javier Di Salvo, -especialista en E-learning, Educación y TIC- sobre el desafío de enseñar en tiempos de COVID-19. El plantea que, ante los distintos escenarios y herramientas tecnológicas que probamos, “menos es más”, sobre todo “al considerar las diferentes realidades de cada chico y de cada hogar, a quienes, como docentes, estamos intentando llegar”.  

“Esta situación que es de público conocimiento, no deja de repercutir en las instituciones educativas; tenemos que ver qué cosas podemos mejorar, barajar y dar de nuevo. Ver de qué manera pensamos no sólo en nuestras clases, sino en un sistema educativo donde se hable de aprendizaje ampliado, ubicuo, que no solamente alcance con la clase presencial o virtual, sino que esta mezcla potencie los aprendizajes”.

Así habla el Profesor Javier Di Salvo, reconocido especialista de los aprendizajes en línea, capacitador docente, para dejar sentado una vez más que la pandemia “es oportunidad para la reflexión”. En este sentido, señaló también que el problema de la continuidad pedagógica no se puede generalizar; sus características son distintas para todos los niveles educativos; inicial, primaria, secundaria y superior, por esta razón hay que definir diferentes acciones.

Como especialista, Di Salvo analizó detenidamente la primera etapa del aislamiento, “en la que hubo – dijo – una infoxicación de herramientas que se les proponían a los docentes”. En ese momento, agregó: “si había docentes ávidos de estos recursos seguramente habrán hecho una curaduría para considerar cuáles de todas las herramientas eran las más apropiadas. Pero, cuando nos encontramos con maestros que, para organizar las actividades académicas afrontaron por primera vez una situación de virtualidad, pasar o cambiar a otras tecnologías fue una avalancha”.

El enfoque de este experto en E learning, intenta facilitar la experiencia de capacitación a distancia, y enseña que los educadores podemos encontrar modos más humanos al usar las tecnologías. Por eso dice que “hay que parar, quedarse tranquilos y ver cuáles son las herramientas que permiten comunicarnos con cada estudiante, no solo para hablar con ellos de tecnologías, sino también ver las mejores maneras de utilizarlas, y lograr aprendizajes en la virtualidad”.

Una pedagogía más adecuada

Para Di Salvo, “al momento de enseñar en este escenario podemos pensar en cada uno de mis estudiantes y cuáles son sus características, planificar qué recursos utilizar, qué tiempos voy a tener en cuenta para que los chicos puedan realizar diferentes tareas o ejercicios. Y cuál va a ser mi tiempo de corrección”.

Por todo esto, “propongo buscar una actividad que sea gratificante”, sostiene el experto. “Primero, para mí; – dice – y para ver cómo los estudiantes pueden aprender, sin necesidad de repetir o estar haciendo permanentemente preguntas. Porque, cuando la actividad es gratificante, ellos también se sentirán atraídos y motivados. Hay que pensar que, en esta situación de acompañamiento, menos, es más”.

El profesor Di Salvo sostiene que “cuando enseñamos en la virtualidad hay que tener presente que pasamos de un escenario controlado a varios escenarios heterogéneos, que no podemos controlar; en donde tenemos distintas familias, algunas con más conectividad, y otras con menos. O quizás haya una computadora para todo el grupo familiar, y el modo de acceder a una clase, sea a través de dispositivos móviles. El hecho es que hay que compartir, y pensar qué recursos les damos a los estudiantes o que actividades les proponemos hacer, ya sea para que las hagan individualmente, o colaborativamente. Es fundamental considerar las diferentes realidades de los hogares de los chicos a quienes estamos intentando llegar.

Cuando enseñamos en la virtualidad hay que tener presente que pasamos de un escenario controlado a varios escenarios heterogéneos, que no podemos controlar (...). Es fundamental considerar las diferentes realidades de los hogares de los chicos a quienes estamos intentando llegar.

Esto se logra, creo, llevando a los espacios tecnológicos las estéticas y las culturas que ennoblecen la tarea docente: 

  • Si hemos de comunicarnos por foros y chats, procuremos que nuestra comunicación se parezca lo más posible a un texto situado, a una carta, a un relato personal. 
  • Si hemos de promover tareas a través de las computadoras y los celulares, atravesémoslas de una mirada crítica, de una posibilidad de intercambio, de un ida y vuelta lo más fluido y sensible que sea posible. 
  • Propongamos juegos con la escritura en los espacios digitales que brindamos para escribir. Demos lugar al humor allí donde pueda tener lugar. 
  • Promovamos ejercicios ligados a la toma de apuntes durante nuestras clases en vivo por Zoom, por Meet o por cualquiera de estos sistemas que están usándose. 
  • Y no nos olvidemos que la materialidad del aula puede recuperarse a través del llamado a sus objetos característicos: el pizarrón, el cuaderno, el libro. Pararnos delante de la cámara, abrir un libro, compartir un fragmento, conversar. Preguntar. 

Todo lo que hace que las conversaciones en el aula (a diferencia de las conversaciones en un café o en una sala de espera) sean formativas, todo eso debe tratar de recrearse en las aulas virtuales. Es difícil, mucho más difícil hacerlo de este modo, pero debemos intentarlo.

2021 - Despegue y consolidación del sistema E learning

El contenido digital tomó la delantera este año y ya supera a la formación presencial, dice Di Salvo. En el futuro veremos cómo “el e – learning” se consolida como parte de todos los programas agregando opciones para el alumno de todos los niveles.

Días pasados, en el sitio “Aprendemos Juntos” de Fundación Santillana, Vínton Cerf de 77 años llamado “padre del internet” apuntó una reflexión sobre las posibilidades educativas de este gran ciber espacio; su análisis no sólo puede ayudar a los profesores sino que también a resaltar la importancia del pensamiento crítico a la hora de enfrentarse a los contenidos de la red.

Vinton Cerf es un gran protagonista en esta historia. En el conversatorio que transmitió la plataforma Youtube es comparado con el Gutenberg del siglo 15 que revolucionó el mundo con la invención de la imprenta. Lo cierto es que este hombre estadounidense y su compatriota Robert Khan, pusieron en la década de los 70 los cimientos del mundo digital que hoy conocemos.

“Es así – dice Vinton- pero, el hecho de que inventara estas carreteras no significa que también fuera responsable de los diferentes vehículos que circulan por ella, ni tampoco de los edificios que están a su alrededor”.

A partir de este análisis el científico afirma que, al hablar de estos tiempos con Robert Khan, “coincidimos en que este fue un paso necesario para disparar la creatividad de mucha gente que aspira circular por estas vías… es decir… fue un paso habilitador. Esto es gratificante porque significa que hay miles de millones de personas que pueden inventar nuevas formas de utilizar esta infraestructura”. Porque para Vinton Cerf “es la creatividad de la inteligencia humana colectiva lo que la desarrolla, no la mía, ni la de Bob Khan, ni de quienes trabajaron con nosotros en internet básico. Ni siquiera es del padre del Word, sino de todos aquellos que ven lo que pueden hacer con sus propias manos”.

Por todo esto vamos a ser optimistas, en las últimas dos décadas todo cambió. Y las escuelas pueden acercarse a este aprender haciendo…

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista