Novedades

La comunicación con las familias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

 “La confianza de las familias en las escuelas, tal vez, volvió con la pandemia. Hay que aprovechar esta llama, porque el futuro es el trabajo en equipo” así habla Matías Busnelli, un especialista en comunicación escolar quien desarrolló una plataforma para mejorar el vínculo de las instituciones con los padres.

 

“Hay que ver lo que dejó la pandemia, cómo las escuelas lograron que las familias se involucraran en la vida de sus alumnos. Esto trajo muchas consecuencias. Pero ¿cómo seguimos, la comunicación con la familia mejorará?” Matías Busnelli es padre de tres hijos comenzó a trabajar en un colegio de Buenos Aires, propiedad de su familia. Y uno de sus primeros desafíos fue intentar simplificar y mejorar, utilizando tecnología moderna, los procesos de comunicación, coordinación y organización existentes entre todos los adultos de su comunidad educativa. Para lograrlo implementó y utilizó casi todas las herramientas de gestión, que le ofrecía (y ofrece) el mercado. El veía que – fuera de la escuela – la forma en que los adultos interactuaban entre sí había cambiado drásticamente, mientras que, desde su institución seguían intentando gestionar con los tradicionales medios de comunicación escolar.

Finalmente, para lograr que ésta “volviera a ser útil, significativa y eficaz”, Busnelli creó en 2015, “Handing”, un servicio educativo que genera puentes entre padres y docentes, en beneficio de los estudiantes.

¿Qué pasaba antes de la pandemia?

En una webinar producida al inicio del ciclo lectivo, Busnelli explica que en comunicación existen dos modalidades; cara a cara, “a todos los padres les gusta, a veces, por las entrevistas, la presencia en los actos, torneos, exposiciones, y todos los acontecimientos que los hace ir a la escuela”. Sin embargo, “hay un dato; – afirma – solo el diez por ciento de las familias se relacionan cara a cara con la comunidad. Esto es porque cada uno está en su tema, lamentablemente las interacciones son bastante escasas…”

El especialista sostiene que la otra forma – “remota” – también permite que los padres interactúen con el colegio a través de un montón de canales:  el whatsapp, o el sistema de gestión académica, las redes sociales, hasta notitas en papel… “Pero esto no es el problema – dice Busnelli- sino que la cuestión es que los padres muchas veces no entienden cuando el colegio les habla”

El referente en cuestiones de comunicación cita a un colega, el profesor, Albert Mherabian, reconocido estudioso acerca de este lenguaje quien señala que el contacto cara a cara “tiene un esquema bastante aproximado: la persona se expresa en un 55 por ciento a través de los gestos; un 38 por ciento son los tonos, y el receptor suele quedarse con el 7 por ciento de todas las palabras”.

Por eso, según su experiencia Busnelli refiere que “en el caso de los colegios y los padres, cuando no se ven la cara y el noventa por ciento de las interacciones son “en remoto”, puede haber problemas. A veces, no se necesita depender de tantas herramientas tecnológicas” dice.

Existe una solución

El fundador de “Handing” explica las medidas que se pueden tomar:

  • Codificar bien tu mensaje. Los padres muchas veces no entienden cuando el colegio les habla. Es una diferencia establecida por los contextos. El colegio usa un lenguaje técnico y los padres hablan cortito y preciso, sin entender el contexto escolar.

Pero, si desde la escuela pensamos quienes son los receptores de los mensajes, el vínculo se puede potenciar. Esto es lo que dejó la pandemia. ¿Porqué? Porque muchos padres entendieron a los docentes y los docentes vieron a los padres. La confianza en las comunidades educativas tal vez, volvió. Hay que aprovechar esa llama porque el futuro es el trabajo en equipo.

Un colegio siempre trabaja en función de su comunidad. Si no hay familias no hay escuela, no hay chicos. Es clave que puedan trabajar juntos.

Si el trabajo es eficaz, constante y profundo, los alumnos comienzan a dar lo mejor de sí, su performance académica.

  • Se pueden utilizar un montón de software para que los padres se sientan en contexto; se genere un vínculo con conversaciones, compartir cosas buenas, además de pedidos o cuestiones operativas. No hay que abrumarlos sólo con pedidos, porque así se terminan cansando del colegio, y se corta el canal.

Por todo esto se trata lograr un equilibrio. Cada comunidad puede hacer un plan para definir su estrategia de comunicación. Y esto los docentes lo saben.

 

Fuente: Matías Busnelli es Fundador y Director Ejecutivo de “Handing”, una propuesta que resuelve “las ineficiencias” en la comunicación de los colegios. Participó del Congreso Educación y Tecnologías con una ponencia que tituló: “Vínculos – confianza -Comunicación eficaz entre escuelas y familias”

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista