Novedades

Tu profesión del mañana

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Una reflexión sobre el desarrollo de las habilidades socioemocionales en los jóvenes: la búsqueda de los propios talentos y de sus intereses en las profesiones del futuro. Por Johana Vázquez. Directora Ejecutiva de Embajadores en la Consultora Educación Emocional. (Valle Hermoso, Córdoba)

 

El futuro ya está aquí, nunca pensamos que llegaría con tanta virulencia y menos aún que el detonador sería un virus que nos forzaría a todos a dejar lo que estábamos haciendo para empezar a hacer las cosas de forma diferente.

Claramente, ha habido un shock y es posible que algunas de las transformaciones necesarias para dar el salto a una nueva realidad laboral y educativa, tengan que producirse ahora, en el corto plazo, y sin planificación. Durante este año muchos adolescentes comenzarán pensar sobre las elecciones y acciones que formatearán su futuro y desde este espacio quiero aportar una reflexión.

 

A continuación, mencionaré una lista de insólitos (pero factibles) trabajos y/o profesiones que podrían existir para el 2050. Lo haré con el fin de despertar la mente y también las ideas creativas sobre lo que comienza a influir en la vida, elecciones, y el futuro cercano. Ellas son: Piloto espacial comercial, Ingeniero de alimentos 3D, Psicólogo de Inteligencia Artificial, Director de Drones, Experto en construcción sostenible, Creador de órganos humanos, E-commerce Manager, Chief Digital Officer o CDO, Científico de datos (Data Scientist), Informático de transferencia mental. Estas son algunas de las profesiones que podrían llegar a ser las necesarias en un futuro próximo o al menos así lo visionan los expertos y el Foro Económico Mundial quien declara que “las máquinas harán más del 50% del trabajo humano en las próximas décadas, ya que el mercado laboral se transforma cada vez más rápido según la evolución de la tecnología”.

¿Qué elementos y variables tienes en cuenta a la hora de elegir una carrera, profesión o trabajo? (...) Tiene que generar disfrute y motivación. Tiene que hablar de vos, de tus talentos, y de tus dones. (...) Para ser asertivos necesitamos generar un espacio y tiempo en el que podamos explorar todos estos ejes, de esa manera nos garantizamos que la elección de una carrera provenga (...) de la consecuencia de un proceso de autoconocimiento

En este punto, pregunto entonces, ¿qué elementos y variables tienes en cuenta a la hora de elegir una carrera, profesión o trabajo? Seguramente muchos, tantos que marean, y por eso quiero destacar algunos lineamientos centrales para que los jóvenes tengan en cuenta al momento de tomar esta importante decisión.

Tiene que generar disfrute y motivación.

Tiene que hablar de vos, de tus talentos, y de tus dones.

Mediante esta elección, desarrollarás tu misión y/o propósito de vida o al menos se relacionará con ella.

 

Para ser asertivos necesitamos generar un espacio y tiempo en el que podamos explorar todos estos ejes, de esa manera nos garantizamos que la elección de una carrera/oficio provenga del devenir, o sea; de la consecuencia de un proceso de autoconocimiento a tal nivel que dicha elección sea natural y armoniosa, incluso hasta lógica, luego de reconocer los aspectos centrales de mi personalidad, temperamento y emocionalidad.

Este espacio y tiempo en parte podemos exigirlo en nuestros ámbitos escolares, académicos, un espacio curricular que nos sirva para profundizar sobre soft skills o competencias socioemocionales. En nuestro hogar se comienzan a imitar y desarrollarlas desde que nacemos, aunque siempre estaremos condicionados por nuestro sistema familiar, sus costumbres, vivencias y mapas mentales.

Las empresas y organizaciones también ven importante capacitar en este sentido. En Estados Unidos, la American Society for Training and Development constata como la competencia emocional afecta de forma significativa en múltiples aspectos de la práctica profesional. En estos trabajos se pone especialmente el acento en la importancia del desarrollo de la autoconciencia, la regulación emocional, la automotivación y el desarrollo de las habilidades socioemocionales, de cara a facilitar una comunicación eficaz y una mayor cooperación.

Así dan cuenta que invertir en el desarrollo de estas competencias tiene consecuencias altamente positivas en múltiples situaciones: permite resolver eficazmente la convivencia con un compañero, contribuye a mejorar la relación con los clientes, a afrontar las críticas de los jefes, a perseverar en la tarea hasta completarla, a enfrentar los retos que se plantean a diario.

 

Las jornadas de orientación profesional o las “expo carreras” no pasan de moda, pero sí pueden llegar a quedar obsoletas si no se gira la perspectiva o el enfoque sobre los gustos, tendencias y necesidades a cubrir. Los adolescentes del presente, son actores fundamentales de cambio en la era digital, marcan tendencia e influyen en las comunidades con un alcance nunca antes visto en la historia de la humanidad. Las escuelas secundarias y las universidades deben diseñar propuestas que miren al ser humano y a sus necesidades actuales, posicionándolo en el centro de la vida y para la valoración del ser por sobre el consumo desmedido y la “descartabilidad” inconsciente de sí mismo.

Elegir pensando solamente en el mañana o en lo que está de moda hoy, dejando de lado los gustos, dones y talentos de la juventud, es elegir tu condena, en vida.

Fuente:  Johana Vázquez es capacitadora en el ámbito educativo y empresarial desde 2015.

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista