Novedades

Es necesario que los conocimientos alcancen al corazón

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El profesor Rafael Díaz Salazar, sociólogo español presentó en enero el segundo volumen de los manuales de SM sobre “Ciudadanía Global” para América Latina. Es una propuesta que aborda los grandes temas del Pacto Educativo Mundial y la encíclica “Fratelli Tutti”, como puente para su articulación en los programas educativos.

“¿Cómo se puede educar una ciudadanía global con sentido?” planteó Rafael Díaz Salazar, educador de Madrid, y de quien ya hablamos en otros números de la revista. Junto a Augusto lbañez, Director de contenidos educativos del grupo SM, presentó un material que avanza sobre los desafíos que señala el Papa Francisco para la educación de este siglo.  “Ella es la gran piedra angular en esta nueva era post covid” dijeron ambos referentes en un ciclo de conversaciones que inauguraron en enero.

“Hemos visto con cuáles son los problemas que afectan a la construcción de una ciudadanía global y que tienen que ser prioritarios en el quehacer educativo” subrayó Salazar; porque “la pandemia es la nada al lado de las enfermedades que hay en el mundo empobrecido” agregó.

Luego explicó que “por la pandemia sabemos que un virus atraviesa fronteras, pero lo que estamos viendo con las corrientes migratorias, y los refugiados es potente: son personas que nos muestran cómo está configurado el mundo en torno a la injusticia y la desigualdad – entre países ricos y empobrecidos –  donde poco importa la situación de las mujeres, o las violencias de todo tipo”.

 La educación para la paz es uno de los grandes temas de este manual. “¿qué tipo de instituciones escolares y profesores estamos necesitando para que la ciudadanía global no sea un tema transversal que se pierde en la nada, o en una asignatura. Nuestro informe va más allá”, agregó el profesor español.

Luego destacó tres capítulos: Por un lado, los objetivos de desarrollo sostenible, que son los temas de agenda internacional promovida las Naciones Unidas y el informe dirigido para América Latina. Tiene un apartado que lleva al discernimiento acerca de qué escuela construir “con los más empobrecidos”, y no “para los más empobrecidos”.

Un tercer bloque, apunta a la selección “de experiencias concretas de España y América Latina, y trata sobre la comunión de bienes, no económicos, sino educativos”.

También se refirió al segundo volumen del manual, Salazar habló de la resonancia que tiene en el mundo el llamado del Papa Francisco al pacto educativo global. “Este pacto obliga a las escuelas católicas a transformarse, a no quedarse como están. Es un llamado a la formación de una ciudadanía global activa, que no se puede reducir a una serie de contenidos para impartir”

La propuesta “aspira a una educación integral – dijo – porque los chicos no son sólo cerebros; ellos son corazón, pasiones, y manos. La finalidad del informe por lo tanto es que, a través de su paso por la escuela, los niños y jóvenes se conviertan también en activistas”, subrayó Salazar.

Por último, señaló que este modo de enseñar está en conexión con la última encíclica papal “Fratelli Tutti, que, en el capítulo 4, habla de “un corazón abierto al mundo”.

“Cuando los conocimientos no bajan al corazón o no pasan a la acción es un fracaso educativo, o también un sentimentalismo” finalizó el sociólogo español.

Una educación “más cercana”

¿Qué esperamos de una educación más global? pregunta Augusto Ibañez, reconocido editor en América Latina en el segundo volumen de este manual. Y expresa:

Al tratarse de un concepto emergente, sobre el que aún no existe consenso, la ciudadanía global tiene muchos enfoques posibles. Tan cosmopolita es la viajera inquieta que recorre incansable el planeta para empaparse de otras culturas, como el expatriado que actúa en los diferentes mercados de una gran multinacional, el migrante que busca una vida más digna en otros lugares o la voluntaria que desempeña su labor en regiones desfavorecidas. Son orientaciones muy distintas, aunque no necesariamente excluyentes. Igualmente, la educación para la ciudadanía global admite planteamientos muy diversos, pero, en la práctica, la mayoría de las iniciativas incorporan componentes similares (conocimientos, habilidades, actitudes y valores), articulados, eso sí, desde miradas diferentes.

La Unesco llega a referirse a una “ciudadanía con sentido”. Lógicamente, es responsabilidad de la escuela decidir el sentido que desea dar a su proyecto educativo, por lo que cabe preguntarse por el enfoque y la orientación de la ciudadanía global que se quiere alimentar desde los colegios católicos.

 La fraternidad marca la diferencia ¿Qué entendemos por una ciudadanía con sentido? En el documento Instrumentum laboris para la preparación y desarrollo del Pacto Educativo Global, se dice que la fraternidad expresa “la identidad objetiva del género humano y de toda la creación”, es decir, se trata de un elemento constitutivo de la humanidad.

Sobre los cimientos de esta fraternidad se construye el objetivo de “formar personas disponibles para ponerse al servicio de la comunidad” (Francisco, 2019), esto es, ciudadanos y ciudadanas globales con un sólido bagaje humanista y ético, preparados “no solo para vivir con los demás, sino también para vivir al servicio de los demás”.

En definitiva, se trata de un itinerario de la fraternidad al servicio, que marca una de las claves diferenciales de la educación para la ciudadanía global en la escuela católica. Para recorrer este itinerario no sirven las recetas estándar, sino las preguntas inspiradoras capaces de orientar el camino que, inexcusablemente, debe recorrer cada comunidad educativa: ¿Cuál es el propósito de la educación para la ciudadanía global en la educación católica? ¿Cómo es una ciudadanía con sentido? ¿Qué perfil de ciudadanos y ciudadanas se pretende formar? ¿Qué prácticas son más adecuadas en cada contexto? A mejores preguntas, mejores respuestas. Por ello, este documento ofrece pautas para la reflexión y ejemplos concretos que pueden ayudar a los centros a re-crear su propia estrategia educativa desde las raíces de su identidad y su carisma.

 

Fuente: Los volúmenes se pueden descargar en: https://www.fundacion-sm.org/investigacion/publicaciones-ciudadania-global/

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista