Novedades

Familia: Escuela de humanidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Así habla de ellas el Papa Francisco.  Y hoy “su compromiso por la educación puede convertirse en una de las principales oportunidades que nos deje esta pandemiadice Ignacio Ibarzábal, educador, orientador familiar, director ejecutivo de “Argentinos por la Educación”; un observatorio que comenzó a “agitar las aguas de la virtualidad” para recoger informes de todas las provincias y tener datos sobre la realidad educativa. Además, en esta época, su espacio escucha a los padres.

“Familias por la educación” fue el título del último encuentro que promovió la organización dirigida por Ignacio Ibarzábal, una experiencia que trata de tejer redes en todo el territorio para dar visibilidad a la “emergencia educativa” con informes, encuestas, y actividades como el “hackaton” donde equipos de las 24 provincias, trabajan para unir el mundo de los datos y la educación.

“Es un evento cien por ciento federal, con una propuesta que busca resolver desafíos en equipo, que ayudan a mejorar las comunidades escolares”, explica el referente.

Sobre el final del año, acompañado por algunas ONGs como Hablemos de Bulling, (de Santa Fe), Brazos abiertos, (Misiones), y fundaciones como Conciencia, o “Anpuy” de Salta, el observatorio “Argentinos por la Educación” produjo un evento dirigido a las familias.

“No hace falta decir que este año ha sido muy duro. Lo vimos reflejado en los datos, a partir del estudio que realizamos. Todos los estudiantes de primaria requieren apoyo de las familias, pero casi la mitad, requiere un apoyo constante. Las familias nos vimos obligadas a ocupar un nuevo rol con respecto a la educación de nuestros hijos. Vimos su demanda creciente por participar en la educación.” De hecho, en el encuentro “se inscribieron más de 4000 madres, padres, tutores, y para nosotros, como argentinos esto es fundamental” agregó el dirigente.

Luego dijo que: “en las últimas décadas, es difícil recordar un año con tantas campañas y tanto protagonismo por parte de las familias. Un fenómeno de movilización y organización que llevó a muchos a preguntarse por el sistema educativo que tenemos versus, el que deberíamos tenerLa pandemia y la normalidad, lo urgente y lo estructural, el presente y el futuro se entrelazan en demandas que se proyectan hacia el futuro.

La cuestión es que un nuevo compromiso de las familias por la educación puede convertirse en una de las principales oportunidades que nos deje esta crisis. Esperamos que sea un paso en la dirección correcta, en el camino de la justicia y la solidaridad educativa”.

Un nuevo compromiso de las familias por la educación puede convertirse en una de las principales oportunidades que nos deje esta crisis

Una voz que necesita ser escuchada

El observatorio que dirige Ibarzábal promovió varias encuestas. La primera indagó sobre la frecuencia y fines del vínculo pedagógico en cuarentena. El segundo informe analizó los dispositivos y medios de comunicación utilizados para mantener los contactos en el contexto de aislamiento. Y el tercer cuestionario exploró el tiempo destinado a actividades escolares y el acompañamiento de los adultos.

Luego, para la cuarta consulta de la serie, el observatorio llamó a la “Encuesta Nacional Escolar” que se focalizó en la percepción acerca del aprendizaje. Cuando pasaba ya la mitad del año preguntó: ¿qué grado de conformidad hay con esta situación? ¿Las familias perciben que se están perdiendo aprendizajes?

Casi trescientas familias de todo el país fueron seleccionadas aleatoriamente para responder. Todas tenían conexión a internet, aunque sea mínima o intermitente, por lo que los resultados solo se podían aplicar a este universo de hogares.

El cuestionario implementado contó con cuatro bloques:

  1. Características personales: provincia, parentesco con el alumno, año de estudio del niño o joven.
  2. Características de la escuela: jornada, vínculo pedagógico en el contexto del COVID-19.
  3. Conformidad con la educación que la escuela y que los docentes están proporcionando.
  4. preguntas abiertas sobre recomendaciones a las distintas comunidades educativas.

Testimonios que salen a la luz

A lo largo de la semana en que transcurrió el evento virtual de las familias, quedaron en evidencia demandas que llevan a prestar la atención.

 Muchos padres manifiestan un gran pedido de tareas por parte de la escuela y falta de tiempo para acompañar a sus hijos debido a sus exigencias laborales. Un informe lo detalla:

  • “Considero que la escuela plantea las actividades como si la familia se encontrara en el hogar, sin trabajar, todo el tiempo. En nuestro caso, uno de los adultos trabaja en guardias de 24 a 48 horas y el otro es docente y hace Home Office. Resulta realmente muy complicado cumplir con la totalidad de las tareas propuestas”.
  • Muchas familias indicaron que al menos “cinco docentes (maestra de clase, inglés, música, plástica y actividad física) mandan actividades como si fueran las únicas. Que no exijan tanto a los alumnos… debido a que en los períodos de clases no realizan la misma cantidad de actividades que las que están enviando actualmente. Hay mamás que tenemos más de un niño y contamos con solo un celular para realizar las diferentes actividades de todos los nenes.”
  • Otro punto: “Fijar plazos que coincidan con la carga de trabajos escolares, que se realicen las devoluciones pertinentes, y que haya consenso entre todos los docentes para no sobrecargar a los alumnos. Los niños terminan colmados de estrés y frustración.” Las familias sugieren cambios en la pedagogía y, en particular, mayor interacción entre docentes y alumnos.
  •  “Para algunos docentes (recomendaría) más dedicación para explicar o mandar video explicativo.” (Madre de niña de 5to grado).
  • “Que haya más devoluciones de las tareas. Y más explicaciones, ya sea por audios o vídeos.” (Madre de niño de 1er grado).
  •  “Armar por grado un grupo de Facebook donde las docentes de cada área suban videos explicando cada actividad como si estarían dando la clase es el salón.” (Madre de niño de 3er grado).
  •  “Ver la manera de que, aunque sea una vez a la semana tener una clase online, sea para explicar aquello que no comprende, interactuar docentes y alumnos viéndose y conversando (además de verse también con los compañeros de aula).” (Madre de niña de 4to grado, en este caso, pertenece a una escuela alejada).
  • Las familias piden soluciones para los “desconectados”:
  •  “Me gustaría que el Estado proporcione internet libre para todos y más dispositivos electrónicos para que todos los niños puedan interactuar de manera igualitaria.”
  •   “Que se empiece con los chicos que no tienen acceso a internet.”

 Fuente: argentinosporlaeducacion.org

Una plataforma amigable

Argentinos por la Educación es una iniciativa plural, con independencia político-partidaria, originada en un movimiento ciudadano que busca mejorar la cobertura, la calidad y la equidad educativa de nuestro país.

Las prioridades de este observatorio son facilitar la divulgación de información pública a través de una plataforma clara y amigable, monitorear los compromisos asumidos en materia educativa a nivel nacional y provincial e incentivar la participación ciudadana en la mejora del sistema educativo.

 El grupo que impulsó esta propuesta comenzó en 2016 trabajando en la definición de la misión y visión del Observatorio y en el desarrollo de los fondos necesarios para solventar los primeros 5 años de trabajo. La organización cuenta con un consejo de asesores y un consejo académico con referentes de primera línea. Actualmente estamos armando el equipo de la organización.

Ignacio Ibarzábal explica que el observatorio además de impulsar la inclusión, calidad y la transparencia educativa, les permite seguir los avances y las responsabilidades que hay distribuidas en los distintos puntos del gobierno.

Ellos emiten varios informes, uno de los más destacados habla de la percepción acerca del aprendizaje y conformidad con los docentes durante la cuarentena. Y dice que: “Más de la mitad de las familias están conformes con su trabajo en la educación a distancia. Sin embargo, aun así, a pesar de sus esfuerzos, consideran que sus hijos están perdiendo aprendizajes”.

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista