Novedades

Huellas de Ternura

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con este título, el equipo del Programa sobre centralidad de la niñez del CELAM, inauguró un ciclo de teleconferencias, como continuidad de las actividades y la movilización ecuménica que lanzó el año pasado; para denunciar las distintas formas de violencia hacia niños, niñas y jóvenes y así mostrar un camino, que proteja su dignidad.

Muchas instituciones recordarán el símbolo de esta iniciativa, un barrilete de colores, que se trasladó de país en país, desde México hasta la Patagonia, en una acción social que concientizó por intermedio de sus embajadores a las comunidades y que cerraba con la llamada a firmar el “Pacto de la Ternura”. 

Este año, “a medida que la pandemia se propaga por el mundo, nos preocupa el particular bienestar de los niños, niñas y adolescentes y queremos servir a la humanidad haciendo de nuestros ambientes un lugar seguro, definiendo procesos y procedimientos que nos ayuden a facilitar su adecuada y también oportuna atención” Así se expresaba la hermana argentina, Daniela Cannavina, actual secretaria de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR), que ofició de moderadora en el primer encuentro que el equipo sobre centralidad de la niñez del CELAM organizó para colegios y educadores de todo el continente. La protagonista de este primer encuentro fue la hermana Rosaura González, licenciada y doctora en Psicología en la Pontificia Universidad Gregoriana, autora de numerosos artículos y libros. Además, es profesora y responsable del nuevo diplomado en español para la protección del menor que se abrirá en Roma durante cuatro meses, desde febrero a junio de 2021.  Ella también es de la CLAR, y coordina los programas vinculados a la niñez.

¿Cómo crear espacios seguros?

Rosaura González, comenzó su intervención haciendo un llamamiento a todas las familias y líderes del mundo: “protejan a los niños”, dijo. “Afortunadamente la mayoría de ellos se han librado de los síntomas más graves de la enfermedad del covid, pero sus vidas se han visto trastocadas. Hoy publicamos un reporte que habla de los riesgos que enfrentan afuera de la escuela, en sus comunidades, en el confinamiento, y ante la recesión mundial que aumentan el estrés familiar.  Además, con las escuelas cerradas falta un importante mecanismo de alerta temprana. La falta de contacto cara a cara, incluso, con amigos y compañeros, lo que puede conducir a la adopción de comportamientos de mayor riesgo, y exponer a contenidos potencialmente dañinos y violentos, o afrontar el riesgo de ciberbulling. Los padres, las empresas de medios sociales tienen la responsabilidad especial de protegerlos” enfatizó.

–  He pensado en enfocarme en la familia porque en estos momentos los niños pasan más tiempo con ellas que en las instituciones. Mi pregunta es ¿cómo crear esos espacios seguros? Y hacer la diferencia entre lo que significa estar encerrados, y estar a salvo. Esta diferencia es muy importante. Porque estar encerrados nos habla de un peligro y estar a salvo nos hace sentir confortables como en una situación agradable. Los neurotransmisores del ser humano no son los mismos, cuando se está en peligro o a salvo.

¿Qué quiere decir estar a salvo? Se trata de un espacio en el que los adultos dan seguridad. En muchos eventos peligrosos como la guerra o terremotos, había una costumbre de separar a los niños de los papas, para que estuvieran más seguros. Pero después se vio que no hay nada más traumático porque ellos no sentían la misma seguridad de quienes los cuidan o protegen. Entonces señalo tres aspectos que pueden ayudar a los adultos a crear estos espacios seguros: – el primero es un sistema de organización. – El segundo punto es el cuidado y tratamiento de las emociones, que implica actitudes de responsabilidad y de escucha. (Brevemente les digo que hay que hacer si hay caso de violencia, cómo actuar). Y luego, la protección de abusos a través de las redes.

Primero, identificar las necesidades de tu familia, sus particularidades, ritmos y rutinas, observar a cada uno y ver qué necesita. También se trata de dialogar sobre sus necesidades, y en base a ello organizar actividades de atención y servicio, tanto para jóvenes como para niños.  En estas necesidades se considera la alimentación, salud, el tiempo de trabajo y disponibilidad de cada uno.  Otro punto importante para crear un sistema que no se vea como espacio de poder, es ver todas las tareas que se deben cubrir en estos días: cocina, compras, y mantener espacios limpios y seguros.  Pero quiero hacer una anotación, no es una forma de educar decir: “si haces esto te doy un premio” porque sobre todo en estos tiempos, estamos educando para el cuidado y la solidaridad. Aquí lo que hay que decir es, si tú te cuidas, evitas el contagio y los demás van a estar bien. Recordemos que esta enfermedad sólo se cuida con la solidaridad.

Francisco, el Papa de la ternura

La segunda intervención en este ciclo de teleconferencias fue para Eva Fernández, corresponsal de la cadena COPE de España, en ciudad del Vaticano. Hace pocos días, la periodista disertó sobre las enseñanzas del Santo Padre quien prologó además su último libro: “El Papa de la ternura” de Editorial Planeta. “¿Por qué insiste tanto en este punto?” planteó Eva Fernández. “Es porque sabe que los gestos de cariño y de ternura con las personas obran milagros. Transforman a quienes están desencantados, derriten a los inflexibles, e interpelan a los que quieren quedarse quietos sin hacer nada, porque dicen que nada va a cambiar. Francisco es consciente de que la Iglesia necesita una revolución y por eso optó por un combate de corazón a corazón, utilizando el arma de la ternura. Nos dice que la relación con los demás es gratuita. A él le importa la persona, comprende sus soledades, sus aflicciones, y dice que nosotros podemos responder así con las personas más cercanas, pero en especial con los niños”.

Fuente:  https://huellasdeternura.org/teleconferencias/

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista