Novedades

Caminata Huellas de Ternura

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Esta movilización social de carácter ecuménico avanza desde América Latina, México y el Caribe para llegar a nuestro país durante el mes de junio; en los preparativos de la colecta anual de Cáritas. Denuncia las diferentes formas de violencia hacia niños, niñas y adolescentes, y propone la ternura como camino para promover la vida y su dignidad. Actividades para las escuelas.

El primer domingo de mes, o cuando sea posible, dentro de dos semanas establecidas según la realidad de cada país, una procesión de niños, jóvenes, y adultos marchará hasta un santuario o parroquia, para asistir a una misa e inaugurar esta convocatoria: “Caminata Huellas de Ternura”. Un gesto que guarda el compromiso de vivir un tiempo de reflexión y el deseo “de poner en manos de Dios” el poder desterrar de América Latina toda forma de violencia contra la infancia.

La marcha que comenzó en junio de 2018 en la frontera entre México y Estados Unidos, llegará pronto a la Argentina; y según el cronograma, animará la Colecta Anual de Cáritas, y potenciará acciones en favor de la niñez. Su símbolo es un “Barrilete de los Colores” que va pasando de país en país. Cuenta además con un representante “el embajador de la Ternura”, una figura pública del ámbito eclesial, social, o educativo que guía, y será responsable de abrir y cerrar la Caminata a su paso por cada región. Además, es quien porta el barrilete y hace el primer nudo de la cinta al culminar la misa con la cual comienzan las actividades.

Los socios de esta acción social son: El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), World Vision, Cáritas América Latina y el Caribe a través de la red de Cáritas nacionales y diocesanas.  Ellos invitan a firmar el “Pacto de Ternura” un compromiso personal de asumir prácticas cotidianas a favor de esta actitud como alternativa de crianza y protección de los más pequeños, con actividades que se adaptan a la realidad de cada localidad.

El CELAM expresa que los gestos a favor de la Caminata de la Ternura revistan un carácter ecuménico, e incluya el mayor número de participantes posible. También plantea que para la marcha al templo o al santuario se pueda contar con equipos logísticos para la liturgia, primeros auxilios, seguridad, ambientación y señalización.

Los niños pueden realizar dibujos y pancartas alusivos a la crianza con Ternura y a la no violencia contra la niñez. Ellos acompañaran al embajador/a que portará el barrilete de Colores. Y al finalizar la misa, junto con los organizadores podrán convocar a firmar el Pacto de la Ternura, que será lanzado a través de una Gigantografía ecológica. Esta ampliación fotográfica se pensó también para que puedan ser exhibidas en lugares públicos, como parroquias, hospitales, medios de comunicación o aeropuertos.

¿Cuáles son las prácticas cotidianas que suceden a este gran acto?

 

Durante 15 días cada comunidad comenzará oficialmente las actividades pedagógicas y de concientización – acciones educativas, entretenimiento – e inclusión del tema en la agenda de los medios de comunicación. Se recomienda armar grupos de 25 participantes para que desde una mirada social y de fe, informen y establezcan fechas y lugares para la realización de los talleres.

Estas acciones son acordes a las posibilidades de cada localidad. Se pueden organizar: Talleres de Crianza con Ternura para madres, padres, educadores y formadores en la fe. Catequesis para niños sobre este tema. Eucaristía o jornadas de oración. Eventos para la firma del Pacto de la Ternura. Juegos al aire libre, con la elaboración y vuelo de barriletes. E ir a los medios de comunicación: televisión, periódico, emisoras de radio o portales web, para que se denuncien los efectos de la violencia.

O también pintar Murales, hacer cine, conciertos, exposiciones fotográficas y dar a conocer estas actividades en las redes sociales a través de #100porcientoTernura#Necesitamos a todo el mundo.  Sus organizadores destacan que la caminata es una oportunidad para la participación ciudadana, porque asume un compromiso solidario y desde luego no trata de posicionar una marca o una empresa.

Actividades escolares

 

-Involucra a niños desde primero a sexto grado. Por ejemplo, pueden dibujar el logo de la caminata imprimiendo su propia originalidad. Pero, además, cada dibujo puede ser colocado en la cartelera principal del aula o exhibirse en algún lugar. Otros temas:

La ternura vuela alto: es una actividad donde todos juntos – niñas niños con sus padres, o maestros elevan un barrilete como signo de ternura, esperanza y libertad responsable.

Genkidama de la ternura: es una actividad desde la fe, en la que luego de presentar un hecho conmovedor donde haya evidencia de niños en situación vulnerable, de una manera didáctica y cuidando de no herir la sensibilidad infantil, se invita a los niños y niñas a levantar sus manos para pedir un deseo a Dios. Es una oración en la que los chicos pueden tomarse de la mano y hacer literalmente, una rueda.

Mi propio diseño: colorear con distintas técnicas una camiseta en desuso. Intercambiarlas y tomarse fotos para compartirlas en las redes sociales

Yo hago mi pacto: en este ejercicio se invita a los niños a dibujar su propio pacto de ternura para entregarlo a sus padres o cuidadores. La guía está ubicada en la pág: centralidaddelaninez.net.

Yo también firmo mi pacto: es un compromiso que asumen los más pequeños con el cuidado de la naturaleza, los abuelos, su ciudad, con los quehaceres de la escuela y la casa, y sus amigos. Así se genera en ellos el sentido de pertenencia y responsabilidad.

Por cualquier consulta o duda, pueden escribir a comisionnacional@caritas.org.ar

 

Suscribite a nuestro Newsletter