Novedades

San Francisco: Un hombre de armonía y de paz

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En el onomástico de este santo el Papa dio a conocer una nueva carta encíclica: Fratelli Tutti. El tema central es “esta bendita pertenencia común” que nos hace hermanos y hermanas. Así lo enseñó San Francisco en el encuentro con el Sultán.

 

El año pasado se cumplieron 800 años del encuentro entre San Francisco de Asís y el sultán Malek Al – Kamil, en Damieta, Egipto, en 1219. Entonces la guerra causaba estragos entre los cruzados y el Islam. El sultán había emitido un decreto en el que prometía una gran recompensa en oro a cualquiera que traiga la cabeza de un cristiano. Allí, en una llanura egipcia, los dos ejércitos se enfrentaban.

Historiadores de la orden franciscana narran cómo su fundador logró un diálogo de no violencia y reconciliación en torno a las orillas del Mediterráneo. San Francisco fue acompañado por doce frailes y mientras la nave los conducía hasta la desembocadura del Nilo, sufrió mucho al ver los enfrentamientos entre cruzados y “sarracenos”.  Entonces se aproximó al campo enemigo gritando: “¡Sultán, Sultán!”  Cuando lo condujeron a su presencia fue muy osado y declaró: “No son los hombres quienes me han enviado, sino Dios Todopoderoso. Vengo a mostrarles a ti, y a tu pueblo el camino de la salvación”.

El sultán quedó impresionado y le pidió a Francisco que se quedara con él. El santo replicó: “Si tú y tu pueblo estáis dispuestos a oír la palabra de Dios, con gusto me quedaré con vosotros. Y si todavía vaciláis entre Cristo y Mahoma, manda encender una hoguera; yo entraré en ella con vuestros sacerdotes y así veréis cuál es la verdadera fe”. El Sultán contestó que probablemente ninguno de los sacerdotes querría meterse en la hoguera y que no podía someterlos a esa prueba. Cuentan que llegó a decir: “Si todos los cristianos fueran como él, entonces valdría la pena ser cristiano”.

Todos estos sucesos tuvieron lugar durante la Quinta Cruzada, y el encuentro entre estos protagonistas fue definido como uno de los más extraordinarios gestos de paz en la historia del diálogo entre cristianismo y el mundo musulmán.

El Papa Francisco, que visitó Abu Dhabi el año pasado, recordó las instrucciones que el santo de Asís impartía a los frailes cuando se relacionaban con los no – cristianos: «No entablen litigios ni contiendas, sino que estén sometidos a toda humana criatura por Dios y confiesen que son cristianos».

“Ni litigios ni contiendas – dijo – en ese tiempo, mientras tantos marchaban revestidos de pesadas armaduras, san Francisco recordó que el cristiano va armado solo de su fe humilde y su amor concreto. Es importante la mansedumbre: si vivimos en el mundo al modo de Dios, nos convertiremos en canales de su presencia; de lo contrario, no daremos frutos”.


Fuente: Vatican News. Pág web de la OFM. Orden de los Frailes Menores. Fraternidad

Suscribite a nuestro Newsletter

Ahora podés recibir las novedades y nuestra revista de modo gratuito
en tu e-mail
¡SUSCRIBITE!

Newsletter y Revista